28/12/2011

Análisis del Mobiliario: Sillas & sofás


Hace unas semanas nos dieron una clase sobre análisis del mobiliario y la importancia de no tan solo escoger una pieza porque nos gusta estéticamente, sino sobre la necesidad de saber lo que queremos obtener con esa pieza, qué características debe tener según su utilidad... para que el resultado final sea lo más satisfactorio posible.

La verdad es que me abrió mucho la mente, dejé de mirar por un microscopio y abrí el zoom. 
Normalmente cuando vamos a escoger cualquier pieza para nuestra casa (silla, sofá, mesa, estantería...) nos fijamos principalmente en la parte física y económica, que nos guste o no, además de otras tantas como las dimensiones, color, materiales...
Pero y cuando es a nivel profesional? Debemos impregnarnos de todas las necesidades del cliente...

Hoy empiezo una serie de publicaciones con las que analizaré qué cosas debemos mirar antes de comprar, y que espero que os sean de gran utilidad. A simple vista parecen cosas muy obvias, pero estoy convencida que alguna se nos pasa por alto, o al menos a mi me pasó a la hora de escoger el mobiliario de mi casa.

Para empezar esta serie de posts, he decido iniciarme por las sillas y sofás.

- Es primordial plantearse cuál va a ser su USO: Trabajar, comer, ver TV, hacer una siesta... porque es evidente que para cada una de las nombradas deberemos plantearnos piezas distintas.

Aquí el ejemplo de 2 sofás que no tienen nada que ver el uno con el otro. ¿Qué buscamos?

- ¿Qué MATERIAL y TEJIDO deseamos? Metal, plástico, madera, fieltro, lana, cuero... Estos condicionarán en gran parte su mantenimiento y durabilidad, por lo tanto, son de gran importancia. En este momento también es primordial plantearse si necesitamos que sea DESENFUNDABLE o no, lo cual también favorece su mantenimiento.


- ¿Va a ser INDIVIDUAL o COLECTIVO? ¿MODULAR O DE UN SÓLO CUERPO? Por ejemplo, si va a estar en una sala flexible, será interesante utilizar piezas DESMONTABLES, APILABLES, PLEGABLES y/o TRANSPORTABLES. Por lo tanto, también son datos a analizar.



- ¿Cómo queremos que sea la SENTADA, RESPALDO y RELLENO? Estos vendrán condicionados por su uso, y la finalidad es buscar el mayor confort posible. Por ejemplo, plantearos si queréis relleno o no, si este estará sólo en la sentada, en el respaldo, o en ambos... También hay que pensar que existen diferentes grados y tipos de relleno (espuma, látex, fibra vegetal, mixto, pluma...), o si por lo contrario preferimos una sentada sin relleno para poder añadirle un cojín...




Como dato de interés, hay sofás que están rellenos mediantes 3 capas (látex + fibra de coco + látex): estos vuelven a su forma una vez nos levantamos, pero por ejemplo los de plumas guardan la forma. Así que es muy importante saber qué queremos comprar, y no acabar comprando lo que quiere el vendedor...

También es interesante saber que se recomienda que la sentada y el respaldo sean diferentes (se recomienda una sentada más dura). Y es que la ERGONOMÍA del asiento es un punto fuerte a tener en cuenta.

- El APOYA BRAZOS: ¿Queremos que tenga? ¿Y este cómo debe ser? De nuevo hay que pensar en su utilidad; si nos sirve como separador quizá no necesita relleno, pero si buscamos confort posiblemente si... Es interesante saber que si es para la silla de una mesa, este apoya brazos debe caber debajo de la mesa cuando las sillas se recojan.




 
- ¿Qué ALTURA debe tener el respaldo y qué profundidad? Esto también viene condicionado por su uso.

- ¿Necesitamos PATAS? ¿Y estas cómo deben ser? Patas bajas, altas, gordas, de madera, con ruedas... Sobretodo es importante pensar en la acústica, depende de las patas el ruido aumentará notablemente así que es un detalle importante, sobretodo en lugares donde hay gran aglomeración de personas y sillas (biblioteca, restaurante, sala de reuniones...).






Bien, espero haberos ayudado a abrir la mente a vosotros también, y que en vuestras futuras compras os acordéis de este post y consigáis la pieza que más se adapta a lo que buscáis.

Próximamente análisis de una mesa.

Etiquetas:

8 comentarios:

A las 28 de diciembre de 2011, 11:04 , Blogger PMOSQ2=1 Una casa para dos ha dicho...

Felicidades por la iniciativa...me parece muy interesante y además está bien que recordemos todas estas cosas a la hora de seleccionar mobiliario.
Besos y feliz año 2012!!
Patri

 
A las 28 de diciembre de 2011, 12:16 , Blogger Chic & Decó ha dicho...

Cuantas cosas he aprendido!! me parece genial la idea.Bss.

 
A las 28 de diciembre de 2011, 14:57 , Anonymous Maru ha dicho...

Cada vez que tuve que arrancar la decoración de la sala en mi casa arranqué con el sofá y apartir de ahi diseñé el resto. Muy bueno lo que contás!
Beso!

 
A las 28 de diciembre de 2011, 15:46 , Blogger Fran ha dicho...

Un post genial, lleno de buena información, del que he aprendido muchísimo. Muchas gracias Laura.
Un abrazo
Fran

 
A las 28 de diciembre de 2011, 15:47 , Blogger Tatiana Doria ha dicho...

¡Esto sí que es una tesis! Muy interesante, seguro que teniendo en cuenta todo esto no nos equivocamos a la hora de decidir.

 
A las 28 de diciembre de 2011, 17:21 , Blogger casatiburcio ha dicho...

Muy interesante, sigue contandonos cositas!

 
A las 28 de diciembre de 2011, 22:39 , Blogger El desván de Mamen ha dicho...

Laura está genial, podemos aprender un montón con esta iniciativa, un beso, Mamen.

 
A las 28 de diciembre de 2011, 23:16 , Blogger tránsito inicial ha dicho...

fantástico post, me gustará leer más de similares. repleto de datos interesantes.

 

Publicar un comentario en la entrada

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal